En Islandia, se ha detectado una enfermedad respiratoria que afecta a los caballos. Desde que se constató el primer caso, la enfermedad se ha extendido rápidamente. Los expertos dicen que se trata de una afección desconocida, que nada tiene que ver con las enfermedades equinas habituales como son la influenza equina, el virus del herpes equino o el rhinovirus. También se ha descartado cualquier conexión entre esta afección y las cenizas volcánicas.

Los síntomas son tos seca, debilidad, drenaje nasal, falta de aire y en los casos severos, fiebre. La duración de los síntomas podría durar hasta 6 semanas, según la Autoridad Veterinaria y Alimentaria de Islandia (MAST).

Se cree que el agente causal es un virus, que en ocasiones, puede ir acompañado de una infección bacteriana.


Fuente: agrodigital.com

Recomendamos a Passage Tienda Hípica